31 ago. 2012

El encargo del verano.







A veces pasan cosas especiales, y aquí nos ha pasado una. Para Cardamomo, cada persona que entra y confía en nosotras es una bendición, la gente que nos encarga tocados, ropa, cualquier complemento... Y es tan valioso el que gasta 200€ como el que gasta 1,75€; pero si una persona que nunca ha pisado la tienda y está en la otra punta de españa contacta con nosotras y nos pide cosas que nos apetece mucho hacer pero que no hacemos, y es paciente y divertida y amable la sensación de gratitud se multiplica.
Porque si alguien que viene a la tienda confía en Cardamomo, alguien desde muchos kilómetros de distancia confía ciegamente en nosotras.
Vestido japon con grandes mangas hecho a medida, con fajín de la misma tela de tul de algodón, tejido especial etéreo pero no brillante, y poco convencional, bolsito de mano a juego con kanzashi de quita y pon y tocado de kanzashi con las telas del vestido.
Ademas hicimos en primicia una chaqueta que también haremos para la tienda, con punto suave y ligero, y corte inspirado en el kimono. Mangas amplias y cuello desbocado que deja la nuca al descubierto... como las geishas.
Ha sido un verdadero placer, de veras!!!!

1 comentario:

Anónimo dijo...

Uau! Qué sorpresa...
La ilusión se comparte y la confianza se practica cuando la persona con la que tropiezas siente sus creaciones con intensidad y respira las ideas que escucha...porque sabe que las telas se mueven cuando el corazón está encendido.

Un abrazo y hasta la próxima!