12 de may. de 2014

Un mini tutorial facilón y una presentación.


Luca nació el 19 de marzo. una de las cosas que te imaginas pero que no descubres de tu hijo es lo rápido que crece... la ropa se le queda pequeña a una velocidad pasmosa, y tener opciones baratas y monas, sobre todo para chicos que casi no hay, es de agradecer.
Así que aquí tenéis un tutorial sencillo, rápido y baratito... que podéis hacer para vuestros hijos, sobrinos o vosotras mismas, desde luego, unas mallas estampadas!



 Compré unas mallas por menos de dos euros, 100% algodón. Estas en concreto son color algodón sin blanquear. Para hacer el sello con el que estamparemos la prenda una goma de las de toda la vida. Yo hago bastantes sellos y tengo un juego de gubias, no son caras y las amortizas enseguida, pero con un cuter se puede trabajar la goma muy bien. Para estampar la tela tengo sellos de tinta textil, permanente, fácil de aplicar y muy resultona, pero con pintura acrílica se obtienen excelentes resultados.


 Me apetecía un diseño limpio y sencillo, nada de complicaciones y sellos compuestos. Una gota de agua! primero dibuja el motivo que quieres estampar en la goma, del revés!!!, recuerda que el estampar la tela el motivo quedará en negativo, con una gota de agua no importa, pero si vas a hacer letras tienes que darle la vuelta a tu diseño!!!
Luego, con la gubia más finita haz al contorno.


Cuando tienes el contorno tallado, elimina el resto de la goma.


Yo para terminar rebajo aún más la base del sello con la gubia plana, y antes de estampar, hago una prueba en papel para comprobar que el sello no tiene nada raro.


Mi elección, una lluvia de gotitas dobles, azulonas sobre celeste. Llené las mallas de gotitas celestes y sobre estas, un poquito a la derecha, estampé las azulonas. Una prenda fresquita, transpirable, veraniega, barata y diferente, que la ropa para niños de las tiendas no termina de gustarme.


Y el resultado final, con modelo contento y guapísimo. (Y no es sólo amor de madre...)

17 de mar. de 2014

Un "cómo se hizo" y un "hasta luego!!"

Bueno, el momento en que tenga a Luca en mis brazos es inminente, y voy a dejar de aceptar encargos... por un par de meses. Tened en cuenta que si necesitáis un tocado, un bolso o un vestido para octubre o septiembre, podéis poneros en contacto conmigo!!!! Sed pacientes con el tiempo de espera, que me estoy estrenando en eso de la maternidad, pero no es un adiós... es un hasta que me organice!!

Mientras, os pongo unas fotos de unos muñequines que le estoy haciendo a mi hijo, el proceso. Quiero currarme el patrón en pdf para que os lo descarguéis, pero con las fotos es facilísimo sacarlos y hacer vuestros propios muñecos!


Lo primero... el diseño. Pensaba hacer muñecos con cabezas de tres piezas, pero al final me decidí por dos piezas y pinzas, la verdad es que estoy algo vaguilla...


Lo segundo, la elección de telas. Algodones y linos, tejidos naturales para muñecos de bebé, que chupe y frote y abrace sin alergias ni fibras sintéticas.


Aquí podéis ver las piezas cortadas. Un par de bracitos con mangas de camisa, grandes orejas de conejo, patitas largas, un cuerpo de pera y cabeza con pinzas para dar volumen y además insertar ahí las orejas!



Hay que darle la vuelta a orejas y patas, y rellenar estas últimas. Yo utilizo un relleno sintético de poliester, lo compro en colchonerias al peso, es blandito, mantiene muy bien la forma y es anti ácaros, por lo que puedes lavar el muñeco tranquilamente y se mantendrá la forma y no tendrá moho ni asquerosidades.

Luego se cosen las dos partes del cuerpo con bracitos y patas incluidas! Es un poco aparatoso, pero como todo es blandito, se acaba logrando.



¿Veis? Se ponen las partes del cuerpo con las partes del derecho juntas y las patitas en posición y se cose... dejando una parte sin coser para meter el rellenito.

Siguiente paso... coser las orejas a cada parte de la cabeza, teniendo cuidado de que la parte de dentro de la orejina, la más clara, esté mirando al morrito del conejo.



Esto casi está!!! Cuando ya están unidas las dos partes de la cabeza, hay que unirla al torso, teniendo mucho cuidado en la colocación, porque el cuerpo tiene las costuras laterales y la cabeza al frente y atrás. Una vez nos hemos asegurado de que está colocado... a coser!!!!


Bien! Le damos la vuelta por el espacio que dejamos sin coser y rellenamos, que está el pobre desinflado.


Sorpresa!!!  Para terminar, yo decidí bordar los ojos y la boca. Un bordado hecho con insistencia y dedicación se puede chuperreterar, pellizcar y morder y la criatura no se tragará un ojo o un morro.
Aquí podéis ver el resultado, un conejo que parece totalmente un perro salchicha y su colega, un gato con bermudas de lunares.

Hasta la vista, queridas y queridos míos...

15 de feb. de 2014

DIY, un tutorial rápido de guerrilla para gatitos enfermos. (También apto para perritos)

Esta vez el tutorial no es para nosotros o la casa... Mi gata fue operada y le esperaba un post operatorio en casa de 15 días... 15 días con el collar isabelino o cono de la vergüenza son muchos días. Ella estaba físicamente bien a los tres días, pero de mal humor, con una herida en la oreja, haciendo cosas de loca como chupar el cono, darse golpes con todo y dándome mucha pena, (sospecho que a propósito) Además del cono lleva unos bodys de algodón que le quedan como a Beyoncé y que tampoco le molan, así que el objetivo era reducir el mal rollo en la medida de lo posible.


Así que bicheando en internet descubrí una alternativa inflable (inflable, para gatos?) que también vi en plan casero de tela, y esa es la propuesta. En 20 minutos tienes una opción rápida y efectiva (comprobado!) para convertir esos 15 días en un poco menos infierno. No vale para todo, claro, una herida en una pata delantera sigue siendo accesible, pero de los sobaquillos para abajo, todo cubierto!


 Vamos a hacer un donut rápido, blandito y amoroso. Al gato no le va a encantar, pero es mejor que el cono de plástico, creedme. Necesitaréis tela de algodón, bies, y relleno.
Para empezas poned la tela doble y cortad un donut. No doy medidas, porque cada bichín tiene las suyas propias. Para el círculo de dentro hice un aro con el metro de costurera que le entrase por la cabeza y esa fue la medida. Para el de fuera, tracé un círculo concéntrico a unos doce centímetros. Es es suficiente para evitar que se llegue al costurón del torso.
Cortad cinco trozos de bies de cinco centímetros (si es para un perro y el círculo interior es muy grande, puede que tengáis que poner más de cinco trabillas de bies) y situadlos repartiditos. Recordad que es una versión de guerrilla, rápida y no muy perfecta por lo que no hace falta que midáis, y el acabado no va a ser el mejor, pero cumplirá su función.


Coged cada trozo de bies y dobladlo por la mitad. Metedlo entre las dos capas de tela que hemos cortado, más o menos en la posición que tenían.


 Si os sentís valientes, asegurad las presillas de biés con alfileres como se ve en la imagen. Los mantienen en su sitio y sustituyen al hilvanado.


Unid las dos piezas con la máquina de coser, con una puntada media. Asegurad la fortaleza de las presillas dando marcha atrás en vuestra máquina y volviendo en cada una. Así os aseguráis de que por mucho que tire, se enganche o trate de arrancarlo, el donut permanecerá tan pancho.


Haced cortecitos perpendiculares a la costura cada centímetro y medio más o menos.


 ¿Veis? Así. Ahora dad la vuelta a la labor.


Tiene que quedar así. Ahora vamos a coser directamente el borde. Hay maneras de hacer que no queden costuras a la vista, pero el donut no quedaría de una pieza, tendría una costura perpendicular a la circunferencia, sería menos compacto y resistente y nos llevaría más tiempo. Recordad, tenemos un animalito que se siente físicamente mal y que os odia por ponerle ese frío plástico duro e incómodo... queremos darnos prisa. Así que sin miedo, cosed a las bravas a medio centímetro del borde dejando un trocito abierto para rellenar nuestro sustituto.


Por ese hueco meteremos el relleno!


Adelante, no queda nada!


!!!Listo!!! Aquí tenéis la comparativa, cono maligno versus donut blandito, de tejido amable que ni da alergias ni raspa ni pincha.


Para terminar hay que pasar una cinta por las presillas. Mis gatos no llevan collar, así que usé una tira de tela de algodón tipo camiseta, suave y un poco elástica. Pasadla por todas las presillas. (o el collar, claro)


El donut terminado!!! El cliente no tiene cara de satisfacción completa, es cierto, pero le vale de almohada para las siestas, si se choca con muebles, paredes o lo que sea es blandito... y va a juego con sus ojos... Además, toquemos madera y que no sea necesario, pero puedes usarlo una y otra vez!

27 de ene. de 2014

2014 empezó así...


Con un encargo de los que me gustan. Un tocado diferente, especial y pensado con mucha antelación.
Para la boda de un hermano, aquí en sevilla. Para acompañar un vestido neutro, elegante y sencillo y un bolso espectacular cuajado de pensamientos de terciopelo.


Así que como teníamos tiempo, nos pudimos permitir el lujo de encargar flores a estados unidos, preciosos pensamientos del mismo material y color de los de el bolso, lindas hojas de lamé dorado vintage japonesas. La chica que va a llevarlo tiene una preciosa melena rubia, y quiere hacerse un peinado deshecho, sencillo, una trenza quizás.


Sobre esa idea trabajé flores individuales a las que cambié los pistilos, hice conjuntos de florecitas y hojas, o flores y capullitos. Así el peluquero puede diseminar el peinado de florecillas, o hacer una composición de espiga de la nuca a la sien que en otro formato, diadema por ejemplo, sería imposible...


Listo para enviar, con un regalito extra, como siempre, por confiar en Cardamomo, una pieza con flores vintage nuevas importadas, hecha a mano, exclusiva y diferente al tocado habitual, grande, muy protagonista y muchas veces incómodo de llevar.

Y en otro orden de cosas, en casa...


Tejo una alfombra enorme de trapillo para el cuarto del niño.


Compro zapatitos super chulos rebaratos sin saber cuándo le valdrán.


Vamos ultimando detalles de su dormitorio.


Y hacemos pasar a los cactus al salón, aunque nunca había vivido un invierno tan benévolo como este en sevilla.

...en el año pasado...


Antes de que llegara el frío, me encargaron un cuello de ganchillo, en tonos verdes. Mandé una carta de color, así la afortunada pudo elegir las lanas en vivo, tocarlas, decidir qué combinación de colores quería...
Para esta pieza, usé lana virgen 100% de oveja teñida con tintes vegetales. Abriga mucho más que las mezclas... y no le salen pelotillas!



Al final hasta Madrid se fue... quedó un cuello precioso de dos vueltas, ancho suficiente como para tapar la cabeza en una vuelta y el cuello en otra... hecho a mano con amor, una pieza única!!!



Y a Girona viajó este super regalo para varias personas por navidad. Collares mágicos y pulseras de cordón de tela japonesa hecho a mano.
Con tiempo y comunicación, hicimos (la generosa que regalaba todo y yo) piezas personalizadas. Hay muchas cosas elegidas para la persona que va a recibir el regalo por una persona que la conoce y la quiere, mucho mejor que comprar algo fabricado en serie, igual a muchas otras cosas, hecho por quién sabe... el color de las gotas de lluvia, de la nube de tela japonesa, las telas de las pulseras, las piedras que las acompañan, las piezas de cristal del collar de la hoja de parra...


Una versión a la carta de un clásico de Cardamomo, el collar del "cielo que llueve", con un pájaro que vuela en el cielo azul que hay sobre la tormenta.


Y tres coloridas, sencillas y a la vez muy especiales pulseras, de algodón y latón, con piedritas de colores.

Un absoluto placer, saber que aunque me esté centrando en disfrutar de mi embarazo dejando abandonado el blog, y muuuuy abandonada la tienda, continuáis acordándoos de Cardamomo, y me confiáis piezas especiales hechas a mano con amor.

La palabra gracias se queda pequeña para explicar como me siento... pero GRACIAS.


17 de oct. de 2013

Sorteoooo!!!!





Yuhu!!!!! Vamos a celebrar que hemos vuelto a la carga, y que habéis seguido ahí, y que me encanta con un sorteo! Eso sí... el sorteo es en la página de facebook de Cardamomo
No es por el blog, pero sabemos que algunos nos seguís más por aquí... así que enteraos, corred la voz, decídselo a vuestros amiguitos, regalad a la gente que queréis la posibilidad de ganar!
Sorteamos un set para amantes de la vieja escuela, para gente que aún escribe en papel y que lee libros pasando las hojas...


Un estuche hecho con una tela de algodón importada de inglaterra con cámaras de foto retro, molón y unisex, con forro de cuadritos vichy tipo mantel para merienda campestre.


Un cuadernito para que las ideas no te pillen desprevenida. Está encuadernado a mano sobre una agenda antigua comprada en un mercadillo de londres con tela japonesa y papel retro. Aunque es una agenda, el texto es anecdótico, yo tengo un par y las uso de cuaderno.


Y un marca páginas con un estampado retro espacial increíble, con gatitos cosmonautas y todo, perfecto para mimar tus libros preferidos!!!

Para participar en el sorteo, entra en la página de facebook pinchando aquí... sigue los pasos y suerte!!!!!