11 jun. 2013

Kanzashi en tonos pastel, para una boda.


Estoy muy contenta, me encanta trabajar kanzashi, y hace unas semanas me encargaron uno precioso. Con bastante antelación, me pidieron hacer un tocado para una boda y la propietaria se decantó por un kazashi. Como teníamos tiempo de sobra, después de que ella me enviara fotos de el vestido y los complementos, le mandé una carta con las posibles telas a utilizar para que escogiera las más adecuadas.





Así que este es el resultado, un kanzashi de tejidos preciosos, en tonos empolvados y suaves, elegante y femenino. Flores dobles de seda salvaje y organza con hilo metálico y pétalos de seda y organza. Una pieza montada en diadema, cómoda de llevar, práctica y amortizable, porque la puedes sacar a la calle en tu día a día sin problema!

No hay comentarios: