18 jun. 2013

Un tutorial, adorno para el pelo de princesita punk.


Vamos con el segundo tutorial! Haremos una peineta con tachuelas, que se llevan una barbaridad esta temporada, y lana (lana en verano, sí!). Ya veréis el resultado, yo no me la quito!!
Para hacer esta peineta necesitamos...
- Una peineta, claro. Yo he escogido una peineta de metal fino, en color oro viejo, porque quiero una pieza cálida y dorada... puedes trabajar con una plateada, o una de plástico.
- Lana. Puedes sustituirla por hilo de algodón grueso... Yo he elegido lana color calabaza y rosa palo que compré en Hilaturas Luque.
- Hilo metálico. Hilo de coser en color oro, para darle algo de brillito y darle unos puntos glam extra a la lana.
- Alambre fino, pero que muy fino.
- Tachuelas. Como están tan de moda, en todas las tiendas de abalorios bien surtidas puedes encontrarlas.
- Aguja lanera y corta hilos o tijeras.

Para comenzar, decidamos cuántas tachuelas vamos a utilizar. Si observáis la peineta, tiene unas ondas arriba. He puesto tachuelas un bultito sí, uno no. Queda equilibrado, simétrico, deja hueco para que se vea la lana y no queda recargado.

Corta una tira de alambre fino de unos 40 cm. Fíjate en la foto (si quieres ver las fotos más grandes, pincha en ellas!) y pasa la primera tachuela por el hilo, dando a este una vueltas por la parte de atrás de la peineta.


Asegura la primera tachuela para que quede firme, pasando el alambre por los lados más estrechos del bultito. Ahora vamos a por la segunda, recuerda que hemos decidido poner tachuelas un bulto sí otro no. Asegúrate de fijarla en su sitio dando varias vueltas firmemente al alambre.
Sigue así hasta la última de ellas!


Cuando todas las tachuelas estén puestas, ayúdate de unos alicates para recortar los extremos de alambre que te queden y pasarlos bajo las vueltas que has dado para no pincharte. La parte de atrás me ha quedado muy igualadita porque aseguré las tachuelas dando las mismas vueltas en el mismo sitio. No es necesario que quede bonito, si te queda una maraña pero las tachuelas están firmes en su sitio, has conseguido el objetivo!!!
Ahora vamos con la lana, vamos a poner color y a dar textura al tocado. Corta dos tiras de lana de unos 50 cm. y varias vueltas de hilo metálico. Yo corté 5 tiras de hilo metálico.


Vamos con la lana! (y el hilo, claro). Trabaja con todas las hebras que has cortado juntas y sujeta el extremo hacia dentro de la peineta, así, al dar vueltas con la lana por ella, cubrirás el cabo de lana y no quedará suelto. Empieza pasando la lana entre las dos tachuelas del extremo, de este modo la lana queda bien sujeta.

Mientras sigues sujetando el extremo de lana, pásala dando una vuelta por la primera tachuela y repite entre la primera y la segunda. Nuestro objetivo ahora es cubrir todo el metal de la peina con lana para darle algo de color, así que sigue dando vueltas hasta tenerla totalmente cubierta, como en la última foto. Cuando termines, observa el resultado. A mi me apetecía un extra de brillito, así que reservé el hilo metálico y lo separé de la lana antes de hacer los acabados.


Come he dicho antes, reserva el hilo metálico. Utiliza la aguja lanera para pasar las hebras del final bajo la lana de la parte trasera como puedes ver en la foto, de esta manera damos un acabado seguro a la pieza y la lana no se deslía. Cuando hayas cosido la lana por la parte de atrás, corta los extremos sobrante. (Si tu pieza no necesitaba un extra de brillito, repite la operación con el hilo metálico y has terminado!)


Para terminar, da unas vueltas extras con el hilo metálico. Siempre es mejor dar unas cuantas vueltas extra si crees que no te ha quedado lo suficiente brillante que tener que deshacer la pieza porque parece un árbol de navidad... Cose el hilo metálico con la aguja por la parte de atrás, y corta el exceso.


Ahora sólo te falta jugar a los peinados ante el espejo y decidir de qué manera vas a llevarla!!!

1 comentario:

inma gimeno dijo...

me encanta!!!!viva el punk jijiji